ACERCA DEL CHAO GONG O TAM TAM GONG

Éstos gongs se denominan Chao Gong o Tam Tam Gong.
El nombre Tam- Tam deriva del nombre malayo tammittam, un término onomatopéyico que quiere decir tambor.
Los gongs se originaron en China en la 7º centuria AC.
De allí se extendieron hacia el este de Asia.
Hoy en día son fabricados en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, China.
Compuestos de cobre y estaño son concebidos, martillados y  afinados manualmente por medio de un antiguo proceso que no ha variado mucho en los últimos 3.000 años.

Personalmente los toco de manera suave, con uno o dos mallets.
Las diferentes superficies del gong emiten sonidos particulares.
En un momento dado comienzan a aparecer armónicos que a su vez producen una multiplicidad de tonos y sobretonos que pueden ser perpetuados según el toque que se les vaya dando.
Los sonidos que irradian se van superponiendo en capas de color musical y cada golpe nuevo contribuye a que comience a soltarse una canción, que está latente en el gong y que puede ser una canción única y particular de ese día que espera a ser despertada.
Cada Gong es una pieza única y cada toque es un viaje único.

Son utilizados en sonoterapia, baños de sonido, meditaciones, prácticas de yoga y artes marciales, escuelas de transformación personal y en trabajos de expansión de la conciencia.