PREGUNTAS FRECUENTES ACERCA DE LOS CUENCOS DE METAL

 

¿Cómo puedo saber si el cuenco de metal es de buena calidad?

Al golpear el cuenco como una campana el sonido debe perdurar y al menos deben sonar dos notas.
Pueden sonar tres, cuatro, cinco o más notas.
Al frotar el aro con una baqueta, comenzará a surgir una nota más aguda.
Generalmente ésta nota es el armónico en intervalo de quinta de la nota base (tónica).
Pueden haber variables o excepciones.
Si al tocarlo, el cuenco suena vacío, opaco y no emite más de un tono, es probable que usted se encuentre con un cuenco de baja calidad.

Mi bowl produce ruidos molestos,  ¿Lo estoy tocando mal?
Tal vez esté tocándolo a demasiada velocidad.
Tal vez esté aplicando poca presión con la baqueta.
No está tomando la baqueta de la forma adecuada.
No tiene la baqueta adecuada para ese tamaño y peso de cuenco.
La baqueta es demasiado pesada o demasiado liviana, demasiado larga o demasiado corta, el espesor es muy fino o grueso, etc.
La calidad de la madera con la que está fabricada la baqueta no es la adecuada.

¿Cómo elijo un cuenco?
Escuche el cuenco, cuántos sonidos produce, si le agradan, si percibe la canción que el cuenco está cantando.
Sosténgalo en la mano y perciba su energía.
Los factores más importantes a la hora de elegir un cuenco son la intuición y la escucha.
Ambos pueden ser educados e ir perfeccionándose con el tiempo.
Puede recostarse, apoyar el cuenco en su pecho o bajo vientre, darle un golpe con el mazo y experimentar su vibración.
Tenga en cuenta el peso, si va a tocarlo apoyado en su mano o si va a apoyarlo (imponerlo) sobre el cuerpo de un paciente.
El peso también es importante si piensa transladarse con el cuenco.
En reglas generales los cuencos de mayor diámetro producen un tono más grave.
El volumen que emite el sonido del cuenco también es importante.
Si lo usa en su casa o si toca para un público determinado (concierto, meditaciones).
En éste último caso precisará que el cuenco emita un volumen adecuado para la ocasión.
No se deje impresionar por los precios, algunos venden cuencos de baja calidad a alto precio, otros venden cuencos de alta calidad a precios justos.
El color así como las inscripciones y dibujos que puedan lucir un cuenco no significan nada a la hora de determinar su calidad sonora.

¿Cómo puedo saber su procedencia?
En primer lugar el negocio que los vende puede proporcionar esa información.
Cuando se trata de cuencos fabricados a mano relamente es difícil saber la verdadera procedencia, ya que los cuencos llegan en diferentes condiciones.
Algunos han sido limpiados con abrasivos u otros productos similares y en éste caso la pátina y cualquier signo acerca de su edad desaparecen.
Otros han sido especialmente tratados para parecer antiguos.
Actualmente se fabrican cuencos de metal en Nepal, Indonesia, India, Bhután y China.

¿Debo limpiar el cuenco?
No necesariamente.
Si decide hacerlo puede limpiarlo con un algodón seco o
 puede llenarlo con agua caliente y jugo de limón y dejarlo por la noche.
También puede usar un limpiador de metales.